Lunes, 20 de Noviembre de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gua de Proveedores para locales y negocios Gua de Franquicias Clasificados, Oferta y bsquedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitacin didcticas en temas de gestin de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
LABOR Rotisería, la comida de barrio que revaloriz

Gastronomía - Restaurante - Casos
LABOR Rotisería, la comida de barrio que revaloriza la oferta de Colegiales
En la esquina de las calles Freire y Virrey Avilés, en el barrio de Colegiales, existe desde hace un año LABOR, una rotisería que emula a las viejas de antaño pero con detalles que la actualizan al público de hoy.
La cocina de LABOR se alinea con la tendencia confort food, es decir, comida para disfrutar. Esto, conjugado con su  toque tradicional de rotisería de barrio, a lo que suma buenas carnes, vinos, sándwiches y desde hace poco, la posibilidad de  sentarse en las mesas, amplía un concepto cerrado para transformar una pequeña esquina en toda una apuesta gastronómica de toque casero que apela a todos los públicos
LABOR es definida por su dueño, Hernán Berardi, como una “rotisería moderna, desde el concepto estético hasta la inclusión de más servicios que las clásicas.” La idea surge a mediados del 2014 impulsada por la compra del fondo de comercio del negocio que funcionaba antes. Los primeros productos a la venta fueron carnes ahumadas y al horno de barro con diferentes guarniciones. Ante la respuesta positiva de los habitantes del barrio, rápidamente se incorporaron hamburguesas y sándwiches, empanadas, panes, pescados y opciones rápidas y ligeras para el mediodía además de vinos, variedad de cervezas, aperitivos y tragos.
“LABOR apela al producto y  a la materia prima fresca, a la cocina de sabores conocidos para los sentidos y elaborada bajo diferentes cocciones: ahumado, espiedo, plancha y horno de barro”, cuenta Berardi.
Si bien el público de este comercio es amplio, quienes lo eligen mayoritariamente son familias y parejas jóvenes del barrio. Seguramente motivados por la posibilidad de tener una comida casera sin tener que elaborarla en casa. La comida para llevar representa una rama del negocio gastronómico que se ha multiplicado en los últimos años, por lo general, más en zonas con alta densidad de oficinas. Colegiales es un barrio residencial donde una apuesta de comida casera de calidad se acopla muy bien con el tipo de residentes que no buscan una comida al paso sino una opción que pueda reemplazar en calidad a una elaborada en casa.
Los dueños de LABOR  ya trabajaban en el barrio desde hace un par de años y vieron una excelente oportunidad en un nuevo fondo de comercio. Dentro de las características del local destaca el hecho de ser una esquina, y si bien “ya funcionaba como gastronómica y eso nos entusiasmó pensando en aprovechar parte de las instalaciones que tenía, aunque hubo que refaccionarlo casi por completo para adaptarlo a lo que nosotros queríamos hacer,” comenta uno de sus dueños.
Conocer el barrio es evidentemente una ventaja porque eso permite saber el perfil del  público con el que se trabaja y estar atento a sus necesidades.  Y en lo que respecta a la competencia, seguir el día a día de sus  ofertas  y productos. Con esa información cualquier comercio puede  y debe proyectar su estrategia para diferenciarse ya sea con productos totalmente diferentes o con un diferenciador claro ante los ojos del comprador. En el caso de LABOR  “No hay nada del estilo en Colegiales. En la zona vienen avanzando de a poco otros locales, pero cada uno con su impronta y las propuestas son bien diferenciadas. Lo que caracteriza nuestros productos son varias cosas, entre ellas la materia prima, el proceso de elaboración, la variedad y originalidad, no son los clásicos platos de rotisería, son más parecidos a los de la carta un restaurant, pero más informales. Están muy pensados y probados.”
En un comienzo, esta rotisería ofrecía únicamente comida para llevar  y una barra y un mesón para que los clientes pudieran comer en local más “al paso”. Sin embargo, la gente cada vez prefería más la opción de comer in situ por lo que de a poco fueron agregando detalles: tanto en productos del tipo que se consumen en el local (vinos y bebidas por ejemplo) al igual que detalles de mobiliario,  como mesas en la vereda.
Con un promedio 150 ticket diarios, por el momento no hay proyecto de nuevos locales o franquicias. LABOR aun no cumplió el año de apertura, por lo que la clave en este momento es afianzar la propuesta y seguir siendo la rotisería de referencia en el barrio.

Profesionales Consultados:
Hernán Berardi
LABOR – Freire 1501
Martes a domingos de 11 30 a 16 / 18,30 a 23,30hs
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica