Lunes, 21 de Agosto de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gua de Proveedores para locales y negocios Gua de Franquicias Clasificados, Oferta y bsquedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitacin didcticas en temas de gestin de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
Kakawa, la distinción del chocolate

Gastronomía - Chocolatería - Casos
Kakawa, la distinción del chocolate
La combinación de diseño y sabores únicos, instalaron a la marca como un referente del mercado premium. Cómo llegó al público ABC1.
En 2005 la chef chocolatier, Julieta Pascale abrió un pequeño laboratorio en el garage de su casa. La idea era explorar un nicho desconocido en el mercado del chocolate: productos de vanguardia que pudieran combinar sabores elegantes, con un diseño refinado que apuntara a un público no tradicional. “Julieta se dio cuenta de que en Argentina la bombonería estaba muy relacionada al mundo femenino. Entonces dijo: 'hagamos algo que no se esté haciendo, que pueda ser un regalo tanto para un hombre como para una mujer, o una empresa'”, explica su socia Viviana Gaitán. Julieta comenzó a hacer pruebas de sabores y figuras para sus bombones, logrando una propuesta de texturas y blends sutiles y distintivos. Su mamá puso a prueba su formación en Bellas Artes, y diseñó un packaging a la altura de los productos. Como gemas de la chocolatería, las piezas se entregan en cajas de joyería.
 
Desde sus inicios, Kakawa montó una línea minimalista y elegante. Esas características, y la utilización de materias primas de óptima calidad, posicionaron a la marca dentro del nicho de las empresas de lujo. “Cuando comenzamos, la gerente de Cartier se enamoró de la esfera calada, uno de nuestros productos. Esa fue la primera compra que nos catapultó al ABC1”, comenta Gaitán. De allí en adelante, empresas de primera línea como Valenti, Museo Renault, Carolina Herrera, Banco Francés, Montblanc y Techint, entre otras, convocaron a Kakawa.
 
La regalería corporativa es el punto fuerte de comercialización, pero no el único. En los últimos años, sus dueñas comenzaron a pensar en abrir sus puertas a un mercado más extenso. Mediante franquicias, inauguraron locales en San Isidro, San Telmo y Las Lomitas, que les permitieron llegar al público general. “Queremos que el cliente tenga acceso a un producto de lujo y si bien no puede comprar medio kilo de bombones, tenga la posibilidad de comer chocolate a un precio accesible. La idea es que empiecen a gourmetizarse con la chocolatería”, apunta Gaitán.
 
A través de los locales y la venta online, la marca apunta a dos segmentos bien definidos. El retail sigue la línea de los productos clásicos de Kakawa, que se ofrecen en los comercios. Para el frente corporativo, la empresa brinda una mayor variedad de opciones, que van desde los bombones y chocolates tradicionales, hasta productos hechos a medida del cliente.
 
El modelo de negocios de Kakawa ha tenido un éxito considerable. Desde su nacimiento, la empresa ha mantenido un crecimiento sostenido, promediando un 15% anual. En 2013, gracias al reconocimiento de Cristina Kirchner, se consagraron como Marca País. Este sello permite que empresas nacionales puedan exportar sus productos, como representantes de calidad y reputación. Actualmente, la compañía de Pascale y Gaitán oferta sus chocolates en el local instalado en la ciudad de Lima. Perú fue el primer destino internacional de sus productos, aunque no descartan continuar con una expansión a nivel regional.
 
Pese al desarrollo que tuvo la empresa durante estos años, sus dueñas han optado por mantener una estructura pequeña, privilegiando el cuidado del producto sobre la facturación, por imposición de  marca. Con siete empleados a su cargo, Kakawa ha sabido conservar su identidad y la elaboración artesanal de sus productos. La misma lógica se aplica a las franquicias.
 
Si bien los locales poseen la impronta característica del lugar, su estética tiene elementos que permiten asociarlos a la marca: la gama de colores fríos, el diseño minimalista, el estilo net y la calidez del chocolate, son los comunes denominadores de todos los comercios. Gaitán y Pascale fueron muy cuidadosas a la hora de elegir a los franquiciadores. “La gente con la que hemos decidido abrir franquicias, es gente que hemos conocido mucho y trabajado previamente. Somos recelosas al abrir un local, queremos saber qué tipo de negocio le interesa al franquiciado y si tiene que ver con lo nuestro. Nos interesa más todo ese cuidado, que lo que puede dejar un local por el mero hecho de abrirlo”, opina Gaitán.
 
¿Cuáles son los proyectos para el futuro de Kakawa? El próximo paso será la apertura de cursos especializados de chocolatería, que serán dictados en la escuela-taller de Pascale. Tanto pasteleros o chefs, que quieran perfeccionarse en el rubro, como los iniciados en el arte de la chocolatería, podrán participar. La escuela será el debut de una etapa experimental para la compañía. Si todo sale bien, para el 2016, las socias del chocolate están analizando la apertura de un gran local, con mix de taller, en la Ciudad de Buenos Aires.

Profesionales Consultados:
Viviana Gaitán
Socia de Kakawa, encargada de marketing y comercialización
www.kakawa.com.ar
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica