Lunes, 11 de Diciembre de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gua de Proveedores para locales y negocios Gua de Franquicias Clasificados, Oferta y bsquedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitacin didcticas en temas de gestin de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
La

Gastronomía - Comida rápida - Sana - Franquicias - Casos
La "onda verde" llegó para quedarse
Green & Company está abocada a brindarle al cliente una comida saludable. Con nueve locales en diferentes shoppings de Buenos Aires, la empresa es un éxito y planean, en poco tiempo, expandirla al exterior.
El director de Green & Company, (GrupoMultifood), Gerardo Freideles, contó cómo comenzaron con esta iniciativa que se transformó en una de las empresas "saludables" más reconocidas de Buenos Aires. "El grupo nace hace 24 años con cuatro socios. Todos teníamos otras profesiones y tomamos la franquicia de Delicity como una segunda actividad. Como no entendíamos de gastronomía nos pareció que una franquicia estaba bien para un segundo ingreso porque era más fácil de manejar. Y así fue que llegamos a tener cuatro o cinco hasta que la empresa se vendió. Ahí nosotros aprovechamos las posiciones que habíamos obtenido y creamos algunas cosas propias, entre ellas, Green & Company".
 
Así fue que estos cuatro socios convirtieron los locales de Delicity que tenían en los shoppings, en su nueva empresa Green & Company. "Hace aproximadamente 10 años tuvimos la visión de que se venía la moda de comer más saludable. Lo que hacemos es brindar la comida más saludable del patio de comidas de los shoppings, sin ser orgánicos ni vegetarianos, porque vendemos vegetales pero los salteados vienen con pollo, carne o camarones. Lo que sí evitamos son cosas fritas o con grasas. La idea es comer rico y mejor ", afirmó Freideles.
 
Actualmente se encuentran ubicados en centros comerciales, y si bien tienen desarrollado el concepto urbano, lo que significa que van a salir con locales a la calle, por diferentes cuestiones aún no lo han podido concretar. "Creemos que este año lo terminamos de plasmar. Va a ser lo mismo que en los centros comerciales, pero adaptado a las necesidades urbanas, incluyendo el delivery. Creo que eso nos va a aumentar la generación de franquicias", confía Gerardo Freideles.
 
En cuanto al manejo de los nueve locales que poseen, su director Freideles relata que los manejan desde dos oficinas centrales, "pero no en los locales porque son pequeños dado que cada m2 vale oro. Eso te obliga a centralizarlo en otro lado. Tratamos de que el local tenga todo solucionado, solo tiene que vender. Yo quiero que los encargados de los locales atiendan y vendan bien, no quiero que tengan preocupaciones administrativas. Lo que sí hacemos en cada local es el preparado de la comida porque el secreto de Green es que el plato se cocina en el momento y a la vista. Eso no lo podemos perder porque creemos que es una de las claves que nos llevó al éxito".
 
Uno de los puntos importantes a la hora de tener un negocio son los proveedores. Sobre este tema, Green & Company no cuenta con una central de producción ni de almacenamiento y su director explica por qué prefieren no tenerlo: "El proveedor me entrega la mercadería en los puntos de venta, mientras que el local lo único que tiene que hacer es saber cuánta cantidad de cosas necesita. Para que te puedas bancar una planta de producción tenés que abrir por lo menos veinticinco locales, si no, te comprás un lío porque terminás trabajando para mantenerla. Para paliar esto lo que hacemos es comprar procesado al vacío porque así ganamos espacio, no le entran bacterias a la comida y no tenemos cajones dispersos por el local".
 
La variedad de productos que ofrece Green & Company es variada. Desde ensaladas hasta wok, los visitantes de los shoppings pueden consumir a su gusto lo que deseen. "En los shoppings, los diferentes platos que tenés te lo marca la cantidad de fotos que podés poner porque la gente compra lo que ve exhibido. Tenemos catorce espacios y algunos los podés duplicar y poner dos fotos. Estamos en un promedio de veinte promociones y combos. En invierno vamos cambiando algunos platos para que sean más calóricos. Tratamos de sacar algo nuevo en todas las estaciones, con algún toque especial. Miramos lo que hay en el exterior y muchas ideas surgen de ahí".
 
Para todos los comercios hay un tipo de público diferente y en el rubro gastronómico, más aún debido a la gran variedad de ofertas que hay en el país. Desde Green & Company comentaron que cuando comenzaron con la empresa, el 70% de los clientes eran mujeres, pero al día de hoy la balanza se equilibró y el 50% de sus consumidores son varones. Con respecto a la franja etaria, "los que más consumen tienen entre 25 y 50/60 años. La gente mayor es más tradicional a la hora de comer, mientras que los más chicos optan por las hamburguesas. El avance verde se da cuando la madre va al shopping con el nene y ella se pide una ensalada y al chico lo manda a comprar una hamburguesa. Antes, la madre iba con el hijo a comer a las hamburgueserías; lo que todavía no logramos es que ella venga con su nene a comer a Green", explica Freideles haciendo un análisis de su público.
 
Si bien en la página web de la empresa se puede consultar por las franquicias, su director asegura que es muy selectivo a la hora de elegir un franquiciante y reconoce que no la promociona mucho. "Si alguien viene a pedírmela se la doy, pero no me gusta entregársela a cualquiera. Como no tengo el local en la calle, no me animo a franquiciar lo que yo no probé primero", y agrega: "En estos momentos estamos con muy buenas posibilidades de abrir franquicias en Ecuador y Paraguay. Sin embargo, en el interior del país aún no llegó tanto la onda verde, por ahora no tenemos franquicias allí".
 
Hablando específicamente de números, estiman que un local de Green tiene alrededor de 120 metros cuadrados, y cada metro sale 1.000 dólares. Es decir, que para tener una franquicia la inversión sería de 100.000 dólares y el retorno de ese dinero se lograría a los 24 meses. "Tiene que estar sí o sí manejado por un dueño, no le franquicio a un inversor, no me gusta porque tenés que enamorarte del concepto. Por mes estamos cobrando un 3 o 4%. Lo hemos sistematizado mucho a Green. Es una de las pocas propuestas gastronómicas que un no gastronómico la puede operar bastante fácil", afirma Gerardo Freideles.   
 
Los recursos humanos de una empresa son una tarea difícil, quizá la más compleja de toda una cadena de eslabones. Freideles hace una reflexión cruda de la realidad de los jóvenes de hoy, pero se defiende con conocimientos y experiencias propias al respecto. "Nosotros capacitamos al personal, pero eso tiene un costo alto dado que hay mucha rotación por la gran insatisfacción en los jóvenes. Tratamos de comprometerlos con la marca porque de nuestra parte somos muy cumplidores, por ejemplo, pagamos igual o más que la competencia y los tenemos en blanco. Ese es el motivo por el que hemos reducido bastante el tema de la rotación de gente, sobre todo en los mandos superiores. Igualmente, el costo laboral es muy alto porque cuando un empleado se lleva un peso, vos tenés medio peso más de impuestos".

Profesionales Consultados:
Gerardo Freideles, director de Green & Company
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica