Lunes, 20 de Noviembre de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gu韆 de Proveedores para locales y negocios Gu韆 de Franquicias Clasificados, Oferta y b鷖quedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitaci髇 did醕ticas en temas de gesti髇 de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
Aciertos y errores de una marca con su propia franquicia

Indumentaria - Marketing - Evaluaci贸n - Casos
Aciertos y errores de una marca con su propia franquicia
David R. Bargut, vice-presidente de S贸lido Inc., comparte con Locales y Negocios su valiosa experiencia en el desarrollo de su franquicia.
 
Sólido Inc.es una marca rosarina que nació en 1992. David Bargut asegura que todas las semanas reciben gente que quiere poner una franquicia de Sólido Inc. Al respecto, asegura con la experiencia que puede contar por los años de la empresa, que “poner un local franquiciado sin un ‘know how’ atrás, no termina bien. Puede ser que el operador no lo sepa trabajar, o que las distancias no ayuden, o que uno no tenga un sistema de respaldo. De 1992 a 2005 se abrieron varias franquicias de las cuales hoy quedan pocas o ninguna”.
 
Algunos de los errores por los que no funcionaron las franquicias, cuenta Bargut para transmitir la enseñanza, “fueron, por ejemplo, que apareció gente de otros rubros, o que son del mismo rubro pero tiene muchos locales, y no se va a dedicar exclusivamente a ese nuevo negocio que va a poner. Muchos piensan que un local se puede manejar en piloto automático; yo creo que no. En la ropa, que es lo que más conozco, esto directamente no existe, salvo que la fábrica te brinde un apoyo absoluto con la información de lo que se vende y de lo que no. Pero, independientemente de esto, está comprobado que un dueño siempre te va a defender la marca mucho mejor que un vendedor”.
 
Los dueños al frente del negocio
“Si van a poner un local y van a invertir una plata que tienen ahorrada, que lo atiendan los mismos dueños y que no lo tomen como una inversión secundaria, porque es muy fácil equivocarse, sobre todo en la ropa, con los climas, las modas, los precios, las promociones... Tiene muchas variables, y seguir sólo la moda es muy riesgoso. Si uno tiene un ahorro, está trabajando y quiere poner un negocio, pero también intenta seguir haciendo lo que venía desarrollando, es difícil que le pueda sacar el mayor rédito a ese negocio. Te tenés que dedicar vos y no pretender que un empleado lo maneje como uno”, aconseja Bargut.
 
Por otro lado, analiza y recomienda que otro punto importante a tener en cuenta es en qué tipo de negocio uno se va a introducir. Ver en qué rubro la persona se siente mejor y cuál es el que más conoce. Y, finalmente, fijarse muy bien con quién uno se asocia. “En nuestro caso, es una empresa familiar y siempre estamos nosotros detrás de todo esto”.
 
Respaldar al franquiciado
Actualmente, y luego de los errores cometidos con las franquicias que debieron cerrar, comenzaron nuevamente con este modelo de negocios en el año 2006, en Tucumán. Hoy tienen diecinueve locales, de los cuales diez son propios y nueve franquiciados. “Allí nos dimos cuenta de que con un modelo de negocio inteligente, y pudiendo respaldar el local tanto con productos como con informática, la franquicia nos servía para tener un socio local que trabaja como dueño, a diferencia de un local propio, en el que vos tenés empleados y no lo defienden de la misma manera. Todo fue a prueba y error, no es que salimos con un esquema de negocios del todo armado ni nos capacitamos; y hoy nos damos cuenta de que en otras localidades donde no podríamos estar de otra manera, el sistema de franquicias nos ha resultado beneficioso”.

Una forma diferente que implementa Sólido a la hora de trabajar con franquicias es la cuestión der la mercadería. Ellos otorgan al franquiciado los productos en consignación, pero para eso buscan gente comprometida porque, tal como dice Bargut, “si te va bien está todo bárbaro; pero si el local cierra, no lo hace el franquiciado, sino la marca. Necesitamos que sea alguien que sepa todo lo que pasa dentro del local, lo que se vende, por qué se vende, por qué no, si tiene que abrir los feriados o no. Que lo traten como sus dueños”.
 
“Cuando buscamos franquiciados, intentamos que sean personas de un promedio de 30 años o alguna pareja, y que su actividad principal sea esa; es decir, que le den la bolilla necesaria. Si el franquiciado está todo el día detrás del local, atiende, sabe lo que pasa en el negocio, sumado al tipo de producto que ofrecemos y al ‘know how’ que le podemos dar desde fábrica, es un modelo exitoso”, asegura el vice-presidente de Sólido Inc.  
 
Otra ventaja que pudieron apreciar con el sistema de franquicias fue la posibilidad de abrir en lugares adonde no llegarían con un local propio, como Cañada de Gómez y Villa María. “Eso es beneficioso, porque lo que en Rosario sale veinte o treinta mil pesos de alquiler, allá sale cinco. Esta no es una variable menor, porque son gastos fijos muy importantes”.

Una fábrica respaldando una marca
“Somos una empresa industrial que fabrica el 99% de lo que se ve en las vidrieras. Nunca dejamos de fabricar, a pesar de los vaivenes de la Argentina, justamente porque así no dependemos de si entra o no un producto importado. El tema de fabricar también hace que uno conozca al detalle lo que hace. Creo que eso distingue a una marca del resto del mercado: tener productos de primera calidad y que sean nobles. Esto nos ha hecho perdurar en el tiempo. Hay otras marcas que han ingresado por precio, publicidad, marketing y fueron quedando en el camino. Cuando algunas estaban vistiendo a famosos o haciendo una campaña de prensa muy fuerte, nosotros estábamos comprando máquinas para tejer, bordar, estampar o armar un lavadero propio. Si te va mal, lo primero es difícil que te sirva; pero tener las máquinas para seguir fabricando siempre nos pareció más seguro. Se pueden hacer las dos cosas, pero toda la vida nos orientamos orientamos para este lado.”
 
Precisamente porque la empresa lleva más de 20 años en la Argentina y no todos fueron aciertos, Bargut se sincera y expresa: “Hemos tenido que cerrar locales y nunca se volvió a esos números. Recién en 2013 hemos abiertos algunos nuevos y arrancamos de nuevo. Hoy, Sólido está más chica pero más controlada”, y agrega: “Las franquicias te ayudan al crecimiento y a la expansión. Para nosotros y para el franquiciado, el tema franquicias en la venta minorista es el negocio del presente y del futuro”.
 

Profesionales Consultados:
David R. Bargut, vice-presidente de S贸lido Inc.
Web: www.solido-inc.com.ar
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica