Miercoles, 20 de Septiembre de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gua de Proveedores para locales y negocios Gua de Franquicias Clasificados, Oferta y bsquedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitacin didcticas en temas de gestin de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
Comercio electrónico en Argentina

Gestión del local - Comercialización - Comercio electrónico
Comercio electrónico en Argentina
El auge de las compras en línea ha cambiado radicalmente la forma en la que los consumidores se plantan frente a los comercios. La vidriera ha dejado de ser la única manera de capturar la mirada. Examinamos brevemente el estado actual del comercio electrónico en Argentina.
 
El nuevo paradigma de compra
Los acelerados cambios tecnológicos de los últimos años han alterado el panorama de consumo en todo el mundo. Han surgido nuevas formas de consumir y de explorar los comercios, los clientes salen cada vez menos de sus hogares, optan por el delivery y van abandonando poco a poco espacios cerrados como ser los shoppings.
 
Los retailers y fabricantes deben esforzarse cada vez más en sus estrategias de comunicación con los clientes. Vivimos en un mundo donde no hay una vía de comunicación en un sólo sentido, como sucedía hasta hace un par de años. Hay una doble vía que sube la presión y cambia los comportamientos de compra. Los clientes de hoy contestan, buscan la conexión social, califican los comercios, comparten sus experiencias y, llegado el caso, pueden declararles una guerra electrónica si los establecimientos no cumplen sus expectativas.
 
El manejo de la reputación en línea (actividad coordinada a través de una nueva profesión denominada “community management” o el manejo de los canales sociales de una empresa) se ha vuelto parte integral de este giro hacia el comercio electrónico.
 
El mundo digital le ha dado un poder enorme al comprador pero también ha traído el beneficio de que todos en la cadena de producción (fabricantes, distribuidores y comerciantes) han ganado una poderosa, valiosa fuente de información para ajustar su producción y trabajo a fin de mejorar su desempeño.
 
El caso paradigmático: Mercado Libre
Mercado Libre es hoy, en Argentina, un estandarte del comercio electrónico que reúne en su seno todas las características mencionadas anteriormente: comerciantes, distribuidores, fabricantes y clientes, todos se encuentran allí reunidos, intercambiando productos, información y datos sociales. Todos cuentan con una reputación que también es garantía de su calidad como vendedores o compradores. Gran cantidad de locales físicos han canalizado un importante número de ventas a través del portal que de otra manera jamás habrían obtenido sólo con el flujo de público que circula por las vidrieras físicas de su local.
 
La página web o ese espacio abierto en Mercado Libre son vidrieras electrónicas; y el “shopper” digital, nuestro transeúnte.
Según un informe de la Cámara Argentina del Comercio Electrónico (CACE), esta actividad ha crecido un 48,5% en el 2013 respecto al 2012, con ventas por 24.800 millones de pesos, y se estima que esta tendencia seguirá en aumento a lo largo de 2014.
 
El continuo crecimiento en la oferta de productos a través de la Red, que ya incluye delivery en línea con elaborados procesos para el armado de pedidos y su entrega, el aumento de usuarios de Internet y público que consume a través de sus dispositivos móviles (smartphones, tablets, notebooks y productos híbridos), sumado a las mejoras de seguridad (por ejemplo, Mercado Libre ofrece protección a los compradores y su sistema de reputación contribuye a generar un ámbito de comercio donde los clientes se benefician de la competencia entre comercios) y los nuevos medios de pago que permiten manejarse con menos efectivo en el bolsillo han contribuido a profundizar este proceso.
Los retiros en sucursal también provocaron que buena parte del público que se acerca a un local físico no sea necesariamente de la zona sino que conozca al comercio a través de Internet, de allí la analogía de la página web como una vidriera digital.
 
Un comprador social
Como ya se ha visto y percibido, los medios de pago electrónicos y el enfoque hacia compras a través de la Red desembocan en un cliente que maneja mucho menos efectivo que antes, que comenta sobre lo que compra, comparte su experiencia, sube fotos a su perfil personal y ha dejado de lado el ingreso a un local “porque sí” o porque “pasaba por allí”.
El nuevo comprador digital es un ser social que acude al local físico informado, exige pagar los precios que corresponden y no en la mayoría de las situaciones preferiría que le lleven el producto a directamente a su puerta.
Los comerciantes afrontan, pues, un enorme desafío frente a este nuevo comprador que ha abandonado los espacios físicos y prefiere la comodidad del hogar. Dado que vivimos en un panorama de cambio permanente, no todo está dicho y la necesidad de revalorizar los espacios físicos (de romper con el sedentarismo, de traer a ellos el mismo aspecto social que los compradores encontraron en el espacio digital) será necesariamente un tema de discusión en todos los escalafones de la cadena productiva.
 

Profesionales Consultados:
Más información en:
The Nielsen Company: www.nielsen.com
Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE): www.cace.org.ar
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica