Sabado, 24 de Junio de 2017
Logo Locales y Negocios
Facebook Canal Youtube Google+
Pensar el Negocio Poner un Local Renovar tu Negocio Notas de Franquicias, comprar Franquicias, invertir en Franquicias Agenda de Eventos, Capacitaciones, Cursos Noticias recientes, novedades de productos y novedades de Franquicias
Gua de Proveedores para locales y negocios Gua de Franquicias Clasificados, Oferta y bsquedas de productos, servicios, locales, propiedades y Remates Cupones de descuento con ventajas y beneficios Videos de capacitacin didcticas en temas de gestin de locales y negocios Biblioteca, libros recomendados
 
En defensa de la ecología

Gastronomía - Cafetería - Ecología - Casos
En defensa de la ecología
Cadencia Eco Bar es el nuevo bar rosarino ambientado con materiales reciclados y con menús sanos y nutritivos. Con una gran asistencia de público ya planean abrir más locales y expandir la idea hacia otras provincias.
La iniciativa de instalar un bar de estas características surge hace tres años atrás cuando Mauro Meneces, dueño de Cadencia Eco Bar, comienza a trabajar con una agrupación ecológica. A partir de ese momento, tanto él como sus socios pensaron el lugar y pusieron manos a la obra. "Casi todo el bar está hecho con materiales reciclados, no se compró casi nada. Por ejemplo, el mobiliario se hizo con madera de descarte de pallet, la estructura de las luces está hecha con perchas, tenemos muebles viejos; son todos materiales que iban a terminar en la basura y que nosotros los fuimos trabajando. Diseñamos paneles solares que están en la terraza que son los que le dan iluminación a todo el bar, tenemos también un calefón solar, una huerta orgánica de donde sacamos las especias como orégano, romero. Utilizamos el agua de lluvia para regar las plantas y la iluminación es led porque consume veinte veces menos que las comunes", cuenta Mauro.
 
En cuanto a los platos, Cadencia Eco Bar no es un lugar ciento por ciento vegetariano "porque el concepto es contagiar, y si hacíamos algo vegano limitabas que venga alguien que come carne o que está en transición. Por eso tenemos algunos menús a base de carne roja, pollo y pescado, pero igualmente no son muchos. Son platos armados con mucho verde, legumbres, semillas como quinoa y amaranto, porque la idea es que la alimentación sea completa. Para las meriendas tenemos mermeladas caseras, yogur, estamos haciendo algunas leches de almendra. Queremos que la gente vaya cambiando la forma de alimentarse pero no queremos poner una barrera para que venga solo un sector. Y también queremos contagiar el tema de la instalación de paneles solares, de hacer muebles con elementos reciclables", aclara Meneces.
 
La ambientación y el amueblamiento de este espacio llevó un año y medio de trabajo, precisamente porque fue todo armado artesanalmente sin comprar nada. Tal como expresa, Mauro, "mi socio se está por recibir de arquitecto así que sabe mucho de diseño y él trabaja con materiales alternativos. La vidriera, por ejemplo, está hecha con placas de tetra compactadas que compramos en Buenos Aires. Es mucho trabajo y lleva mucha inversión, por todo lo que es la luminaria led. Además, los paneles solares se hacen con materiales importados. Cuesta caro pero después se recupera. La idea es no tenerle miedo al cambio".  
 
El bar funciona hace tan solo cinco meses y la respuesta de la gente fue excepcional. Al respecto, Mauro Meneces explica: "La verdad es que venimos trabajando muy bien y la gente viene mira, pregunta, ven la huerta y la empiezan a implementar en la casa. Se está transmitiendo la idea. La concurrencia fue toda por el boca a boca porque viene mucha gente y nos recomienda. Hubo muy buena respuesta tanto desde la cuestión estética que es llamativa como de la alimentación sana sin ir al extremo con un cambio tan radical".
 
Al marchar todo sobre ruedas los proyectos afloran y las concreciones se ven a corto plazo como opciones sumamente viables. Precisamente, Cadencia Eco Bar tiene pensado para este próximo verano sumar parte de la terraza que no está ambientada. "Nos está quedando chico el bar en cuanto a capacidad, entonces queremos usarla toda y meter algunas mesitas en el medio de la huerta. También tenemos la idea de armar una franquicia en un mediano plazo. Ya nos estuvimos moviendo por Córdoba en donde tenemos un amigo que quiere ser socio allá, y estamos buscando otro local para crecer acá en Rosario porque es un concepto que ha tenido muy buena respuesta. Y por último, queremos llegar a Buenos Aires también. Por suerte hay gente para invertir ", expresa Meneces.
 
En el aspecto publicitario, Mauro Meneces, a punto de recibirse de Licenciado en Marketing, analizó todas las opciones posibles y finalmente se volcó por las redes sociales. "Te conviene invertir en alguien que trabaje las redes sociales antes que poner dinero en publicidad radial que tiene costos elevados y menos alcance actualmente. En el facebook ponemos información sobre ecología, publicitamos eventos que hacemos en el bar y eso suma mucha gente todos los días. Estamos trabajando jueves, viernes y sábado con una capacidad casi completa; entonces no nos conviene invertir por el momento".
 
Además de ser un bar donde se puede saborear una buena cena o una merienda, los jueves se presentan show musicales con un perfil ambiental y acústico para que la gente pueda comer tranquila sin cortar la noche. Mientras tanto, los miércoles se realizan catas de vinos y próximamente una especialista comenzaría a dar charlas cada quince días sobre calentamiento global, ahorro energético, entre otros temas.
 
Una cuestión importante que Mauro Meneces quiso resaltar, fue la intención que tiene que existir en un bar de estas características. "Hay que combinar las convicciones con la parte comercial porque si no, no te dan los números a fin de mes. Hay varias cosas que quisimos aplicar que no pudimos hacerlo, por ejemplo, no manejar gaseosas y plásticos. Pero si no le ofrecés a la gente algo dentro de lo tradicional, no tenés respuestas. Tratamos de conseguir cosas orgánicas como sal marina, harinas integrales, pero está complicado en Rosario porque los pocos proveedores que hay no llegan a cubrir la producción semanal  nuestra. Traemos lo que podemos e informamos cuando el plato es cien por ciento orgánico. Teníamos ese concepto de que queríamos utilizar todo orgánico, hasta carnes de ese tipo y pollos de campo, pero después te das cuenta que es imposible porque no se consigue la materia prima. Por eso digo que la parte comercial es muy importante porque si no, tenés que armar un barcito con cinco mesas con personas que comen solo este tipo de alimentos". 

Profesionales Consultados:
Mauro Meneces, dueño de Cadencia Eco Bar
 

Volver

 
Locales y Negocios
® 2015 Locales y Negocios
GOBE Informatica